Cayeron “Jair” y “Moneda” dos de los últimos integrantes del grupo criminal “Los Del Toro”

La Policía Nacional junto al Ejército y el CTI materializaron las capturas en la ciudad de Villavicencio y Puerto López. En el operativo fueron incautados tres armas de fuego que son analizados por expertos.

Los criminales eran buscados por el homicidio de un recocido comerciante en zona rural de Puerto López – Meta.

La Policía Nacional en cooperación con unidades del Ejército Nacional, logró en la ciudad de Villavicencio y el municipio de Puerto López, la desarticulación del grupo delincuencial común organizado denominado “Los Del Toro”, tras materializar la captura de sus dos últimos integrantes, quienes junto a alias “Rene o Pollito”, ya capturado por unidades de Policía Judicial del Meta en diciembre del año anterior, son sindicados del homicidio de un reconocido comerciante en la vereda El Toro ubicada sobre el Km 60 entre los municipios de Puerto López y Puerto Gaitán.

Este importante resultado, se logró al materializar la captura del reconocido criminal conocido como “Moneda” de 46 años de edad en vía pública del barrio Porfía de la ciudad de Villavicencio; la segunda de estas capturas, se registró en una finca de la vereda Caballeros, jurisdicción de Puerto López donde fue capturado alias “Jair o El Enano” de 39 años de edad al mismo tiempo, durante esta diligencia, fueron incautadas: tres armas de fuego tipo escopeta de fabricación artesanal junto a 53 cartuchos calibre 22, un arma traumática clase pistola calibre 9 milímetros, dos proveedores y 18 cartuchos para la misma, una motocicleta y un equipo móvil celular.

De acuerdo con las unidades de Policía Judicial del Meta quienes en cooperación con GAULA del Ejército y efectivos del CTI de la Fiscalía, adelantaron las investigaciones tras el homicidio del comerciante Santos Miguel Fonseca Talero en la vereda El Toro, en la cual se estableció que, al momento de los hechos, la víctima portaba un bolso con más de $7’000.000 que fueron hurtados por los delincuentes, quienes lo abordaron en un establecimiento público de este sector, por negarse al pago de una extorsión.

Asimismo, se evidenció durante la investigación que, estas personas serían los responsables de generar terror entre los comerciantes, ganaderos, agricultores y demás habitantes en la región de la Altillanura, debido a que atemorizaban a sus víctimas para el pago de altas sumas de dinero para evitar así atentar contra su integridad y la de sus familias. Todas estas acciones, estarían encaminadas al servicio del grupo delincuencial organizado Clan del Golfo, con injerencia en esta zona del departamento.