A la cárcel servidor judicial por el delito de concusión

Febrero 21 de 2019

A la cárcel fue enviado Jonathan Miguel Durán Duarte, secretario del Juzgado Promiscuo de El Castillo – Meta, porque habría solicitado dinero a una persona vinculada dentro de un proceso civil, adelantado en esa localidad.

Según denuncia, la situación se vendría presentando desde este mes de enero cuando la víctima, una Juez Penal de la capital del país, pretendía  solucionar un impase presentado con un caso personal, adelantado en ese despacho desde 2017.

Para entonces el Servidor judicial y abogado se habría ofrecido a resolver una nulidad en favor de la demandante a cambio de dádivas, que superarían los $3’000.000, que entregaría en 3 contados.

www.noticiasllaneras.com

En flagrancia fue detenido Durán Duarte luego de recibir $1’000.000 de pesos de manos de la víctima, en un establecimiento público ubicado en un Centro Comercial del sur de la ciudad, por  Investigadores del CTI Gaula Militar y de la Unidad de Reacción Inmediata URI coordinados por la Fiscalía Seccional de esta Unidad.

Ante el Juzgado 3° Penal Municipal con función de control de garantías fue presentado el detenido, quien renunció a su derecho a guardar silencio y junto con su defensa técnica a cargo de una funcionaria pública asumió esta acción, dentro del desarrollo de las audiencias concentradas en su contra.

La Fiscalía imputó cargos contra Durán Duarte por el delito de concusión a título de dolo, verbo solicitar, acción consumada como autor, el cual no fue aceptado por el detenido.

De ser hallado responsable de los hechos endilgados, Durán Duarte podría pagar una pena entre 96 y 180 meses de prisión, de 10 a 15 salarios mínimos legales vigentes de multa e inhabilidad para ejercer cargos públicos entre 5 y 8 años.

Ante la solicitud de medida, el Juzgado aceptó la solicitud de la Fiscalía e impuso medida de aseguramiento preventiva consistente en detención intramuros, por considerar que el detenido incurrió en acción desleal con la administración de justicia y ordenó oficiar el resultado de  estas diligencias al Juzgado Promiscuo de El Castillo(Meta), para que su titular pueda tomar las acciones pertinentes.

Las decisiones de legalización de captura y medida fueron apeladas por la defensa.