Capitán retirado y cómplice de paramilitares recibió medalla por su labor

Esa fue la situación de Jaime Enrique Garnica, que en medio de una ceremonia militar, recibió medalla que enaltece a los mejores soldados por su servicio, decisión que tomó en ese entonces el comandante del Ejército, Eduardo Zapateiro.

Dicha eventualidad no hubiera tomado trascendencia, si Garnica no tuviera un antecedente judicial por su posible vínculo con paramilitares, el cual él confesó a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en su escrito de compromiso de aporte a la verdad.

“El capitán (r) Garnica reconoce que no realizó los actos propios de un hombre en la legalidad, omitió denunciar la presencia de paramilitares, omitió perseguirlos utilizando la fuerza y permitió que actuaciones irregulares se presentaran frente a sus ojos”, dice el documento.

Pese a sus responsabilidades judiciales, el capitán Garnica recibió la medalla militar Fe en la Causa como si se tratara de un héroe.

Aclarar que, debido al procedimiento, Garnica estaba detenido en su casa hasta hace 2 meses; ahora la JEP le concedió libertad condicional mientras avanza la investigación.

Según el expediente, que fue trasladado de la Fiscalía a la JEP, el capitán retirado le ayudó a paramilitares a robar hidrocarburos.