Policía desarticuló grupo delincuencial ‘Los Cerrojos’ dedicados al hurto de residencias

La Policía Metropolitana de Villavicencio a través de la Seccional de Investigación Criminal, en un trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación y la Administración Municipal, logró asestar un duro golpe contra el hurto a residencias en la ciudad de Villavicencio y el área metropolitana. 

Este grupo delincuencial tenía funciones específicas para cada uno de sus integrantes, es así como uno de ellos se desempeñaba como taxista, identificaba las viviendas que tuvieran ventanas o balcones abiertos e informaba al resto de la banda quienes con pericia y sigilo  violentaban las cerraduras e ingresaban al inmueble mientras sus ocupantes dormían. 

Otras de las modalidades utilizadas por estos actores delincuenciales eran las denominadas “Volanteo”, que consistía en marcar las viviendas con algún tipo de stiker o publicidad y, si por un tiempo prolongado la marca no era retirada, determinaban que la residencia se encontraba sola, lo que les permitía acceder al inmueble sin ser detectados.

Las labores investigativas adelantadas por varios meses por funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal (SIJÍN), permitieron establecer la participación de estas personas en al menos 37 hechos de hurto a residencias y a motocicletas, en los barrios Catumare, el Danubio, Covisán, Alborada, Esperanza, San Benito, el Barzal y en los municipios de Acacías y Granada. Lo que motivo a la Fiscalía  a emitir seis órdenes judiciales por los delitos de Hurto Agravado y Calificado, Concierto para Delinquir y Extorsión.

Este procedimiento permitió materializar la captura de seis personas, conocidas como “Caballo”, “Pepe”, “Taxista” “Chinche”, “Gomelo” y “Marcos”, al igual que la incautación de una motocicleta Yamaha BWS y un teléfono celular el cual se encontraba reportado por hurto.

Es importante señalar que, cinco de estos capturados registraban antecedentes penales en el Sistema Penal Oral Acusatorio por delitos como hurto, lesiones personales, amenazas, violencia intrafamiliar y constreñimiento ilegal.